Posted on

Hoy las musas han pasado de mi… de las musas e inspiración

Pues si, llevo más de una semana en la que las musas han pasado de mi… como dice Serrat, andarán de vacaciones. Claro que no es la primera vez. Cuando era más joven, más impaciente, más inconformista (no es que ahora no lo sea, pero lo era mucho más), en estos momentos de crisis me subía por las paredes, me deprimía, mi autoestima bajaba 10 m. bajo tierra mientras yo suplicaba a los dioses que me devolvieran aquel don que una vez me regalaran, el de la creatividad. Ahora, más madurita y con varias crisis a mi espalda (y de tantos tipos), lo tomo tranquilamente. Sé que para que vuelva a sentirme tocada por la gracia divina tengo que superar su ausencia y como se dice, después de la tormenta siempre llega la calma o no hay mal que cien años dure.

En cierta forma es algo contradictorio, ya que mi cabeza sigue maquinando ideas, diseños y proyectos. Me levanto cada día con la rutina acomodada de sentarme en la mesa del taller, y reconozco que existe ese primer momento de frustración cuando de la idea a la acción hay un abismo infranqueable. Momentos de pánico después de cuatro martillazos mal dados… Si insisto en permanecer en ese templo llamado taller, doy por seguro que me cargo alguna pieza que quedó a medias. Las señales son fáciles de reconocer pero difíciles de aceptar.

Al final resultan días o semanas realmente provechosas ya que te dedicas a proyectos abandonados durante tanto tiempo, arreglar el backstage, lo que no se ve de cara al público… Fotos, papeles, web, emails y un largo etcétera. En medio de esto, algún momento de lucidez aparece y bocetas la idea en un papel cualquiera, una servilleta, un panfleto de publicidad olvidado en el fondo del bolso, lo que sea con tal de no perderla. Si puedes, lo mejor es largarse, desconectar. Yo soy madre y no desconecto ni durmiendo, así que sigo siendo productiva en otras áreas.

También, como no, pones al día tu hogar. He pintado el comedor. He arreglado el jardín. Limpieza a fondo de cocina. He puesto una estantería. He cambiado las lámparas. He lavado las cortinas. He discutido con la vecina. He comprado unos libros. Me he cortado el pelo a lo Eduardo Manostijeras. He adoptado un cachorro. Le he cambiado el nombre. Nos hemos ido a la playa. Hemos celebrado Haloween (odio esa fiesta). Y he matado muchas moscas.

Y ah! He terminado el catálogo! Es decir, por fin pude ordenar y completar la información que Mar (Dobleklik), mi informática y diseñadora preferida me pedía para terminarlo. Así que no me quejo de mi falta de mi inspiración, me está resultando productiva… aunque digamos que hoy me tocó la moral, por eso escribo este post, como terapia. Pensé que ya era tiempo, que mis cosas estaban en orden, que Leonardo (da Vinci, mi héroe) de nuevo iluminaría mi trabajo… y me senté en el taller con un precioso larimar entre las manos. Y nada. Y nada de nada. Y más nada de nada. Así que con dulzura, respeto y mucho amor, invoco a mi musa para que vuelva a mi lado, oh bella diosa, oh ser invisible lleno de gracia y sutileza, oh musa poderosa sóplame al oído para que esa cálida brisa encienda mi corazón dormido, retorna a mi oh tú, ser de infinita gloria.

Y a vosotros, también os pasa?

Sobre las musas griegas: 

http://www.pinturayartistas.com/las-nueve-musas-de-la-mitologia-griega/

Posted on

Garabatos, inspiración espontánea

Sorprendentes e inspiradores, casi irreales e imposibles, esta serie de muebles son construidos a partir de diseños de garabatos realizados en lápiz y pluma y construidos en hilo de metal delicadamente conformado. Estos asientos son obra del diseñador japonés Daigo Fukawa (https://www.facebook.com/fukawa.daigo), y denomina a esta serie Rough Sketch Products y fueron realizados para el proyecto de la tesis de Fukawa para graduarse de la Universidad de Tokio de las Artes este año. La gente sentada en estos objetos parece casi suspendida en el aire, como si pertenecieran a un mundo de 2 dimensiones, parte del boceto. Me imagino una habitación llena de estos muebles-garabato, pintada de blanco… quizás no fuera la habitación más cómoda, pero si muy estimulante. Espero que os inspire tanto como a mi…

 

 

Fuentes: http://antidepresivo.net/2013/12/20/muebles-de-garabatos-por-daigo-fukawa/

http://dangerousminds.net/comments/amazing_sketchy_furniture_will_make_you_look_twice

Más fotos en: http://www.tumblr.com/tagged/daigo-fukawa

 

 

Posted on

Una tarde cualquiera…

Ayer no parecía uno de los mejores días… en general. Ni siquiera hice ademán de entrar en el taller, no estaba de humor, ni comunicativa ni en sintonía. Me dediqué pues, a otros trabajos que también forman parte del todo e incluso, durante un buen rato, no me dediqué a absolutamente nada productivo… Pero la mente creativa parecía que tenía algo más interesante para mi, y después de toda una jornada de esta aparente desidia o descanso, un recuerdo entró como un flash en mi cabeza… grafismo sobre esmalte! Recuerdo haber visto un video de la técnica hace un mes, y que me pareció fascinante como algo tan simple, tan fácil, podía ser tan bello y tener tantas posibilidades. Así que sin previo boceto, con la idea caliente corrí (casi literalmente) al taller. Me dejé llevar. A veces se puede hacer, incluso siendo el trabajo con la joyería más bien meticuloso y preciso, puedes abstraerte, vaciar y dejar que tus manos sean tu mente. Ellas dibujan, cortan, lijan, pulen… paras. Ahora el esmalte, un poco de concentración. Mientras la pieza está en el horno coges papel y lápiz y de nuevo dejas que tus manos vuelen solas. Abres tus otros ojos y no está mal lo que ellas hicieron solas… quizás funcione! Piezas terminadas, esmalte frío y si! que excitante cuando pruebas algo nuevo… Tan simple como eso. Un paso más y está listo. Y me encanta, se nota la espontaneidad en el resultado, el juego, la alegría… Finalmente, esta tarde cualquiera es todo un descubrimiento. Cedí a mi impulso, seguí mi intuición. Como podéis imaginar, a este conjunto le he cogido mucho cariño… Grafos, piezas realizadas en plata oxidada y grafismo sobre esmalte blanco.

Posted on

Diatomeas, inspiración

Diatomeas. Una de las fuentes de inspiración recurrente y que suele rondar en mi cabeza es el mundo microscópico, organismos unicelulares y pluri celulares que están alrededor nuestro y que no somos capaces de percibir con nuestro ojo, pero que conforman mundos complejos de exquisita belleza. Formas orgánicas, colores brillantes, texturas y  dibujos geométricos de perfecta realización. De alguna forma se deben reflejar inconscientemente en mi trabajo, cuando no de manera implícita. Encuentro cada imagen que me llega fascinante… Uno de los últimos filones, las Diatomeas.

Enlace a la definición de diatomea según la wikipedia: http://es.wikipedia.org/wiki/Diatomea